top of page

Super Flex (Glucosamina + Condroitina)

Actualizado: 20 may 2022

(Articulaciones fortalecidas)


¿Qué son la glucosamina y la condroitina?


La glucosamina, que también se llama quitosamina, es una sustancia natural que se encuentra en el revestimiento de los mariscos.


Se presenta en diferentes formas, que incluyen clorhidrato de glucosamina, N-acetilglucosamina (NAG) y sulfato de glucosamina, que es una combinación de glucosamina y sal mineral. La glucosamina también se encuentra en formas sintéticas. El cuerpo absorbe bien la glucosamina.


La condroitina puede provenir de fuentes naturales, como cartílago bovino o de tiburón, o puede producirse en un laboratorio. La condroitina también se conoce como sulfato de condroitina, ácido sulfúrico de condroitina y chonsurid. El sulfato de condroitina es una combinación de condroitina y sal mineral.


¿Para qué se usan la glucosamina y la condroitina?


La glucosamina es el suplemento ideal para aquellos deportistas preocupados en molestias relacionadas con sus articulaciones. Junto con la condroitina, estas dos sustancias participan activamente en el proceso de formación y reparación del cartílago articulatorio.


Todas las articulaciones de nuestro cuerpo son susceptibles de sufrir lesiones después de someterlas a intensas sesiones de ejercicio físico. Rodillas, hombros, tobillos, codos y muñeca.


La práctica reiterada de deporte afecta a tendones, ligamentos y cartílagos que sin el debido cuidado pueden acabar derivando en lesiones o patologías. Debemos recordar que la función del cartílago es la de acomodar las superficies óseas para amortiguar los impactos producidos por los rozamientos y movimientos de las articulaciones.